Velocidad y accidente de tránsito: así demandás la imprudencia ajena al volante

La velocidad más allá de lo permitido en calles, rutas y autopistas poco tiene que ver con un juego. Picadas, imprudencia y carreras ilegales fuera del circuito hoy son para el país la primera causa de muerte en conductores de menos de 35 años y uno de los hechos que más secuelas dejan. Lo cierto, es que sucede, por eso, saber qué pasos seguir luego de la colisión es clave. Desde F&l abogados, nos explican cómo.

Argentina muestra datos preocupantes en relación con accidentes de tráfico, ver más, de los más altos en la región, con 20 personas fallecidas por día, más de 7 mil por año, y cerca de 12 mil heridos como consecuencia, además de pérdida del valor del vehículo y daño emocional. (Fuente ONG Luchemos por la Vida) Muchos de ellos relacionados al exceso de velocidad al manejar y a las picadas, algo presente en al menos uno de cada tres hechos.

En este contexto, para la ley, más específicamente el Código Civil y Comercial, el daño debe ser compensado colocando a la víctima en el sitio inicial anterior al suceso. Y para lograrlo, se consideran los perjuicios y las consecuencias que tuvo. Así, se estima autores titulares y responsables de los daños en impacto, vuelco o incumplimiento de normas de tránsito, instando a reparar desde lo económico y, en otra instancia, penal si fuese el caso.

¿Qué se entiende por accidente de autos a alta velocidad?

En concreto, al impacto entre autos en movimiento cuando son sobrepasadas las reglas de tránsito establecidas, poniendo a la velocidad como principal factor de riesgo en la vida de otra persona. Se estima que se circula fuera de los límites cuando se hace más allá de los 40 Km/h en calles, 50 Km/h en avenidas y 110 Km/h en rutas. Lo que genera mayor peligro por la exposición a vulnerabilidad y minimiza las chances de sobrevida del afectado.

Cómo gestionar el post accidente

Luego de padecido el siniestro, es fundamental actuar de inmediato contratando los servicios de un equipo como F&L abogados, para individualizar a los autores, a sus seguros y así tener acceso a una indemnización justa y rápida. Para eso, se deberá tener:

  1. Nombre y patente. Datos necesarios para saber quiénes son los responsables que tuvieron que ver en el hecho. Así como los del seguro. En caso de ocurrir lesiones, se precisan también los registros de traslado y atención. Cuando la identificación falle, se debe realizar la denuncia policial a la brevedad.
  2. Seguro garante o franquicia. Si el autor del siniestro cuenta con seguro, ese abonará las indemnizaciones o parte de ellas, siempre que este se halle al día.
  3. Incumplimiento de compañía. Si la aseguradora no cubre este tipo de hechos, quedará a cargo del dueño.

Como se observa, toda vez que te veas involucrado en un siniestro vial por alta velocidad de terceros, podés reclamar compensación monetaria. Realizar la gestión a la brevedad con un especialista en derecho automotor es clave.

Publicado en: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *